Guillermo Zarba

La música es el camino divino de decir cosas bellas, poéticas al corazón.

Guillermo Zarba - Salto grande


Con una sensibilidad que respeta las raíces pero que trasciende los cánones del género "folclórico", el pianista, compositor y arreglador entrerriano Guillermo Zarba aborda un repertorio clásico, pero su relectura es personal, cálida y sofisticada. Su quinto álbum como solista comprende un recorrido por clásicos del chamamé ("Merceditas", "Kilómetro 11", "Corazón de curipí"), acaso el estilo más emparentado con el paisaje de sus orígenes. Es un abordaje placentero, lleno de contrapuntos y deconstrucciones, que se aproxima a la chacarera, la cueca, el tango, la baguala y el hauyno, y hasta se permite colar una versión de "Muchacha ojos de papel", de Luis Alberto Spinetta, que se integra con naturalidad a este mapa sensible de la música popular argentina. La lista de invitados es extensa: Juan Falú, Oscar Alem, Livia Barbosa, Lito Vitale, Eduardo Tacconi, Livia Barbosa y el poeta Hamlet Lima Quintana, entre otros, dan cuenta del elevado nivel musical de un álbum que, además de las excelentes versiones, presenta nuevas y atractivas composiciones del propio Zarba.

Por Humphrey Inzillo

Fuente: Rolling Stone

http://www.rollingstone.com.ar/1501478-guillermo-zarba---salto-grande 

CONOCIENDO A GUILLERMO ZARBA

ENTREVISTA CON EL PRESTIGIOSO PIANISTA Y COMPOSITOR


imagen

Es entrerriano, fino autor e intérprete de música popular argentina con una larga carrera, poco reconocido por el gran público pero respetado por sus pares. Aquí las palabras de Guillermo Zarba, y en una promo exclusiva del Club, pueden acceder a dos grandes álbums de su discografía.

¿Cómo y cuándo descubrió su pasión por la música? 
La costa entrerriana del río Uruguay, ofrece una conjunción de bellezas naturales como multitud de verdes, variedad de aves, el discurrir permanente del río, que despiertan emociones y alimentan la imaginación. Es un venero para el desarrollo artístico. Ese panorama, unido a la milagrosa aparición de un piano en mi casa, generaron un entusiasmo que fue creciendo cuando logré identificarlo con la música que me condicionó desde mi infancia. A partir de allí, la mezcla de sensaciones se agolparon en forma de ritmos, fraseos y sonidos que, volcados inocentemente en el teclado, conformaron un extraño juego que pronto se transformaría en un curioso ejercicio de composición. 

¿Cuál es su relación con el piano? ¿Como herramienta de trabajo, toca otros instrumentos? 
Me siento atado al piano por muchos motivos, pero esencialmente por tratarse del punto de partida de la creación. La mente puede diagramar, armar el fluir de la imaginación, pero en mi caso, el piano consolida y algunas veces puede generar espontáneamente cualquier bosquejo con destino de pieza musical. Siento una gran atracción por la guitarra y envidio a aquellos que pulsan fuelles, pero mi fidelidad al piano no ha variado y, a la vez me obliga a recurrir a la orquestación o simplemente los arreglos para vestir “socialmente” ciertas composiciones con sonidos diversos. 

¿Qué tradición cree que lo representa en la actualidad de la música argentina? 
El término “tradición” suele ser peligroso por su carácter aparentemente condicionante. Prefiero considerarlo como una guía y a la vez prefiero aceptar el ecléctico apelativo de contemporáneo al resultado de mis trabajos. Por supuesto las formas, las acentuaciones, los fraseos obedecen a mi manera de hablar, caminar, sentir, que inevitablemente me identifican, y hacen que el resultado se englobe en lo que el gran guitarrista Zurdo Miguel Martínez, significara con la expresión “sonido argentino”. Allí me siento más cómodo 

¿Cree en la idea de que lo popular también puede ser de calidad o sofisticado? 

La música popular debería ser siempre de calidad. El no serlo constituye una ofensa a la música y a sus oyentes. Por supuesto la calidad no debe confundirse con sofisticación. 

Aquí estamos presentando dos de sus discos, ¿qué significan, resumidamente, para usted Presagiado y Apariciones. ¿Qué diferencia a uno del otro? 
Presagiado es un intento de mostrar mi concepción de la música a través de acentos, melodías y armonías que representen el “hoy” y “aquí”. Por su lado, Aparicionespretende saludar a algunos de los grandes referentes de nuestra músicas, poniendo mi forma de sentirlos con el mayor respeto posible. 

¿Está ahora trabajando en algún nuevo proyecto que pueda contarnos? 
Confío poder presentar completa Los Tiempos del Agua, que incluye música, poesía y alguna representación teatral junto a la danza. Dentro de un año plagado de giras a Brasil, EE. UU. y otros destinos, desearía terminar un proyecto musical destinado al reconocimiento de un fantástico hito de nuestra cultura, con destino universal: el chamamé. 

¿Qué música está escuchando ahora que quiera compartir con nosotros? 
En momentos críticos para el arte y la creación estética en general, yo espero la aparición de nuevas expresiones que me emocionen o, al menos me sorprendan. En tanto seguiré recurriendo a Bartok, a Satie, a Eduardo Falú, a Piazzolla, a Salgan, aPaco de Lucía, a Yupanqui, a Guinga... 

 

Fuente: http://www.clubdeldisco.com

 http://www.clubdeldisco.com/contenido/2012-10-11/301_conociendo-a-guillermo-zarba

Entrevista A Guillermo Zarba, Pianista Y Compositor: Saltar Hacia Los Orígenes De La Música


por Pao De Senzi

El artista entrerriano presentará en Notorius su nuevo disco “Salto Grande, un trabajo donde aúna obras de Hamlet Lima Quintana, Chacho Müller, Omar Moreno Palacios, Tránsito Cocomarola, Eduardo Falú y las suyas propias.

“La música es el camino divino de decir cosas bellas, poéticas al corazón.” La frase está en el sitio web de Guillermo Zarba, pianista, compositor y arreglador con una amplia trayectoria en el arte. Lo dicho es una especie de anuncio de lo que va la trayectoria de este entrerriano, cuya carrera comenzó en el año 1976 en su tierra natal.

Después de un largo camino recorrido dentro de la música instrumental y sinfónica, aen el que acompañó en escena artistas como Hilda Herrera, Jorge Navarro, Lilian Saba, Oscar Alem, Emilio de la Peña, Juan Falú , Jorge Marziali, Rafael Amor y Teresa Parodi entre muchos más; y arregló composiciones de Carlos Guastavino, Eduardo Falú, Atahualpa Yupanqui, Astor Piazzolla y Gustavo “Cuchi” Leguizamón, el pianista edita un disco, “Salto Grande” con temas conocidos e inéditos de grandes autores argentinos como Chacho Müller, Omar Moreno Palacios, Tránsito Cocomarola, Rosendo Mendizábal, Eduardo Falú y él mismo, todos con arreglos propios. El disco incluye también un recitado de Hamlet Lima Quintana y la participación de artistas como Livia Barbosa, Renato Borghetti, Eduardo Falú y Lito Vitale.

La placa será presentada el miércoles 22 de agosto a las 21.30 horas en Notorious, -Callao 966, CABA-. El concierto contará con la participación de Livia Barbosa, Analía Robledo, Oscar Alem, Maycown Reichenbach, Hugo Romero, Claudio Ceccoli y Eduardo Tacconi como artistas invitados.

Alguien dijo por ahí que Zarba toca el piano como si fuera una guitarra. Él mismo lo contó en un mano a mano con Miguel Ángel Gutiérrez, hace unos años, en aquel entrañable espacio “La Posada” que el “negro” conducía en Radio Nacional. Allí también contó que sus hermanas lo introdujeron en el piano, instrumento que lo acompañó desde siempre.

En esta entrevista, amplía algunos detalles del disco y su carrera, e invita a escuchar lo que dice esa música que dicta poesías al corazón.

¿Cómo llega a este disco y por qué el nombre “Salto Grande”… Se refiere a un instante diferente de su carrera?

GZ: -Después de haber incursionado en la música sinfónica, sentí la necesidad de volver al mundo estético en el que crecí. Creo que se puede convivir con dos corrientes aparentemente antagónicas sin que eso signifique abandonar ninguna. Respecto al título del disco, me parece oportuno apelar a una pequeña anécdota. Cuando presenté mi primer larga duración, el director del sello grabador sugirió llamarlo “Para que olviden mi nombre”. La idea parecía casi una provocación, pero lo cierto es que se trataba de una milonga que yo compuse y nada tenía que ver su contenido con la aparente intención de dicha frase. En el caso de “Salto Grande”, tal vez haya un vínculo: un imponente paisaje del Río Uruguay me motivó y así surgió algo muy ligado a la naturaleza. Ese Salto Grande ya no existe pero yo sigo aspirando a transcribir el hoy de nuestra música, a veces confundida con el pasado y, si para ello debo o puedo intentar un “Gran Salto”, confío que el disco me ayude.

La selección de compositores del disco es amplia y variada. ¿Cuál fue el criterio para elegirlos?

GZ: -La composición es lo mío. Sin embargo en algún momento reconocí que todo lo que me rodea conforma una personalidad colectiva ecléctica, pero de una riqueza estética incomparable. De sólo nacer y vivir impregnado de belleza natural y profunda personalidad humana, descubrí cómo podía expresarme, pero a la vez me encontré con los que ya habían recorrido ese camino. Ellos fueron dándole a nuestra tierra joven la personalidad musical que, nos demos cuenta o no, conforma esta extraña identidad que subyace bajo un manto superficial y ajeno. A ellos recurrí para cumplir con una suerte de obligación: reconocerlos.

¿Qué detalles personales agrega a cada tema?

GZ: -La música popular nos permite acceder a la interpretación libre, sin exigencias limitativas (muy justas, por cierto dado su origen). Claro que el peligro es la deformación. Para evitar eso, debe conocerse profundamente ritmos, formas y estilos que inspiraron a los creadores abordados. En mi caso, la armonía, motor del desarrollo musical, es la que me guía.

En su carrera ha recorrido varias corrientes musicales, incluso en este disco, hay músicos del litoral, sureros, del norte, está la poesía de Lima Quintana… ¿con cuál se identifica mayormente y cuál es el hilo conductor entre ellos?

GZ: -Soy nacido en Entre Ríos. Los ríos y arroyos, los verdes, los pájaros, la tierra colorada, los animales, no me permiten equivocarme. Pero, a la vez, existe un hilo conductor que nos vincula a todas las regiones y sobre él nos encontramos todos los que respiramos este arte popular y nos intercambiamos nuestros sentimientos. Claro, siempre hay que volver al origen que nos garantiza la autenticidad.

¿Qué aportaron los invitados al disco?

GZ: -Mis invitados aportaron su talento con un agregado imprescindible: la amistad

¿Cómo será el concierto que presentará en Notorious el 22 de agosto?

GZ: -El 22 de agosto, trataremos de recrear nuestro amor por la música, con la sencillez de lo auténtico y la seriedad de lo profundo.

En cuanto a los demás proyectos, ¿podría hablarnos del homenaje a Guastavino y la obra que estó preparando “Los tiempos del agua”?

GZ: -Carlos Guastavino es más reconocido en el exterior que en nuestro país. Sin duda es un grande de nuestra música que tuvo la rara visión de trasmitir todos sus conocimientos del arte mayor, a las expresiones populares con notable autenticidad. Participar de un homenaje al gran maestro, me llena de orgullo.

En cuanto a ”Los Tiempos del Agua”, se trata de la obra más anhelada. Allí intento describir la simbiosis del Río y del Hombre que recorren un camino parecido que los une y los separa permanentemente. La música, la poesía y el canto confluyen con su fuerza creativa a la exaltación de los valores estéticos, aunque, en este caso, sea simplemente un intento.

Fuente: http://boletinfolkloreblog.wordpress.com

http://boletinfolkloreblog.wordpress.com/2012/08/07/entrevista-a-guillermo-zarba-pianista-y-compositor-saltar-hacia-los-origenes-de-la-musica/ 




















Entrevistas radiales
Frecuencia Nombre de la audición Fecha Duración
Programa de radio emitido el 2 de Marzo de 2008 por AM1010. Elsa en el show - Entrevista a Guillermo Zarba 02/03/2008 09:41
Entrevista para el programa La Posada, emitido el 28 de Febrero de 2008 por FM 98.7. La Posada - Entrevista a Zarba 28/02/2008 36:33
AM 590 Con la Gente 03/02/2008 10:48
FM 89.1 La Guagua 31/01/2008 54:46
AM 950 Hasta que Caiga el Sol 27/01/2008 07:52
AM 530 Raíces (con Blanca Rebori) 26/12/2007 66:22